¿Has escuchado alguna vez la palabra Constelaciones Familiares?  ¿Qué te viene a la mente? Lo primero que yo imaginé, fue que tenía algo que ver con las siluetas que las estrellas dibujan en el cielo, y que cada una de éstas figuras influyen a nuestra familia de algún modo. No estaba tan alejada de mi idea, y en éste artículo les cuento la razón, para salir de dudas y saber que hacen y para qué sirven las constelaciones familiares.

¿Qué son las Constelaciones Familiares?

Si bien no tiene nada que ver con estrellas, si tiene mucho que ver con la influencia que tiene cada uno de los miembros de familia en el rol y destino de los otros miembros. De éste modo puedo relacionarlo con que cada uno de nosotros somos una estrella, y cada estrellita forma parte de un sistema (La familia). Para que se visualice de un modo sincronizado una figura armónica (La familia) cada una de las estrellitas (sus miembros) debe estar en el orden y lugar que le corresponde, caso contrario, si cada estrella toma el puesto que quiera, no se logrará visualizar nada, y se arma el desorden.

Bert Hellinger, el creador de las constelaciones familiares, integró varias técnicas de terapia sistémica, Gestalt, entre otras. Descubrió que algunas circunstancias se repetían en todos los sistemas de determinada familia y que algunos de esos miembros eran fieles sin darse cuenta a los destinos familiares.

Las constelaciones familiares es una técnica de terapia grupal muy útil. Se la utiliza para mirar y comprender situaciones de nuestro sistema familiar, que por diferentes motivos se encuentran en desorden u olvidados. Y, es justamente aquellas situaciones incomprendidas y olvidadas de nuestro sistema familiar, que se reflejan en nuestro diario vivir.

¿Has tenido situaciones que sientes que no puedes resolver? ¿O te preguntas por qué te sucede una y otra vez la misma situación?

Aquellas partes que no podemos resolver o las vemos difíciles de trabajar las llamamos conflictos, problemas. Estos se derivarán a nivel físico en estrés, ansiedad o enfermedades. En resumen, las Constelaciones Familiares ayudan a reestablecer el orden sistémico familiar.

¿Para qué y para quienes funciona?

Con ésta pequeña introducción, se puede descubrir la potencial importancia que tiene ésta herramienta terapéutica. Me olvidaré de la parte teórica por hoy, y les hablaré desde la parte vivencial y práctica que tuve durante mi formación como coach sistémico.

En una sesión de Constelaciones lo que se mira básicamente es como el “conflicto” actual, se relaciona dentro del sistema familiar de la persona que está siendo constelada. Se puede trabajar diversos temas desde situaciones personales, laborales, profesionales, familiares, parejas, emociones, salud, adicciones, enfermedades, traumas.

El objetivo de una sesión de constelaciones es analizar o detectar el origen del desorden. Una vez descubierto, se inicia un proceso de acompañamiento para poder reestablecer el equilibrio en el sistema. Ésta herramienta por lo tanto es útil, para todos aquellos que están listos para descubrirse, reencontrarse con los misterios familiares. Para aquellos que quieren mirar, reconocer, incluir y agradecer por ser parte de ese sistema familiar. Para aquellos que están listos para decirle: ¡SÍ! A LA VIDA y respetar los caminos de los otros miembros.

Reestablecer el equilibrio en el Sistema Familiar

En un blog anterior (https://www.fami-ec.org/orden-y-jerarquia-en-el-sistema-familiar/)  pueden conocer los órdenes que hay en el Sistema Familiar, basados en los Órdenes del Amor (Pertenencia, Jerarquía, Dar y Recibir).

Equilibrio significa ocupar mi lugar en el sistema, soltar ciertas lealtades que hicimos inconscientemente, aceptar de forma amorosa a todos los miembros de nuestra familia. Así iniciamos un proceso de liberación de patrones que han venido generación tras generación.  Éstos órdenes o desordenes son vínculos invisibles de nuestra familia, muchos de ellos no los hemos vivido, pero si quedan grabados en nuestros ancestros y padres quienes nos transmiten toda ésta información.

¿Cómo son las terapias de Constelaciones Familiares?

En una sesión de constelaciones que suelen durar entre 60 a 75 minutos, nos encontramos con primero el profesional, que lo llamamos constelador, y la persona que trae el tema a resolver, llamado constelado. Existen 2 métodos, uno es grupal en donde participan otras personas, y el otro es individual, el cual se puede representar al sistema por medio de figuras.

Procedimiento:

Durante una sesión, se puede diferenciar 6 elementos principales:

  • Consultante (constelado),
  • Profesional (constelador),
  • El tema
  • Objetivo (que espera obtener después de trabajar su tema),
  • El grupo acompañante (son personas que representan a los miembros de la familia, más no son parte del sistema familiar del consultante)
  • El alma del clan familiar (está siempre presente en el inconsciente colectivo brindando información útil a todos los participantes de la dinámica para poder encontrar respuestas y soluciones).

Constelaciones Familiares

Las Constelaciones Familiares es un modelo de terapia grupal con un enfoque orientado a la solución. Amplía la mirada y facilita tomar decisiones, ordenar el sistema familiar y/o surgir imágenes de una buena solución para todos los miembros del sistema.

Pasos principales en una constelación:

  • El constelador, realiza una meditación para todos los miembros participantes. Esto sirve para centrarse en el aquí y en el ahora. Este paso es muy importante pues permite a todos los presentes soltar aquellas situaciones que durante el día pueden interferir en la sesión. A la vez que todos los participantes se ponen al servicio de la persona que va a realizar la constelación. Es un momento de conexión interna personal y colectiva.

 

  • El profesional pide a la persona que exponga su tema y su objetivo, en este caso que es lo que quiere lograr. Aquí debemos recordar que deben ser cosas reales, que nos permitan descubrir las razones por las cuales no se está logrando ese objetivo.

 

  • Una vez establecido el tema y objetivo, el constelador analiza si es algo que se puede trabajar. Algunas personas quieren resolver situaciones de los demás, por ejemplo, una situación que no se puede trabajar sería: Quiero ayudarle a mi mami a que tenga trabajo, o quiero saber porque ella no tiene trabajo. Los conflictos deben ser personales y propios. Muchas veces el tema es uno y durante el proceso el constelado descubre que el origen de lo que no fluye esta en otro lugar.

 

  • Establecido el tema y objetivo, el constelador solicita al constelado que elija dentro de los miembros participantes, alguien quien represente a su tema, y alguien que le represente a él mismo (constelado). El constelador en algunas ocasiones pedirá que el consultante elija a alguien más, si saber que representa.

 

  • Una vez elegidos los participantes, se les pide salgan al espacio de la dinámica y que encuentren su lugar. Es decir que se ubiquen en donde se sientan más cómodos dentro de la sala.

 

  • A partir que los representantes encuentran su lugar, se inicia la dinámica con pequeños movimientos. Esta es la parte fundamental dentro de la sesión, pues se va descubriendo el lugar que ocupa cada uno dentro del sistema, las expresiones, sus movimientos, sus sensaciones y emociones.

 

  • El constelador va preguntando a cada representante cómo se siente y qué siente.

Momento de la sanación

Y es en ésta parte, donde ocurre la magia de encontrarse con el sistema familiar. La maravilla de descubrir y reencontrarse con situaciones que pensábamos estaban olvidadas. En ésta dinámica, empieza a salir a la luz todo aquello que se necesita para reestablecer el orden. El constelado se descubre dentro de ésta dinámica, se reconoce, recuerda.

El constelador acompaña con frases para que el constelado las vaya repitiendo si es que resuenan con él/ella. En el momento que las va diciendo, inicia una nueva dinámica con los representantes y que van realizando pequeños movimientos. Estas frases sanadoras son claves para eliminar miedos, barreras, bloqueos emocionales permitiendo a cada miembro que sea libre y elija su propio destino. Así como también el constelado puede elegir el suyo.

Cierre de la sesión

Después de ésta dinámica se pregunta a cada uno de los miembros nuevamente como se sienten. A medida que se va recuperando el equilibrio y cada uno se siente más tranquilo, se da paso a la sanación y cada uno va abandonando el campo de sesión. Al final se queda solamente el constelado para realizar un cierre y mirar cómo se encuentra. Si es necesario el constelador da unas indicaciones para que realice en su casa.

Como se puede mirar, las constelaciones familiares, es una herramienta muy poderosa, en dónde colabora no solamente a la persona constelada, sino también a los miembros de su sistema familiar. Es un estado de conciencia más grande en donde somos invitados a ponernos en sintonía con la vida y la familia, siendo responsables de nuestras acciones y dejando las ideas limitantes.

Experiencia Personal

Cada una de las veces que tuve la oportunidad de participar en éstas sesiones de constelaciones como constelada o como acompañante, tuve la oportunidad de sentir el alma del clan familiar.

Como constelada, no hace falta en ese momento encontrar el por qué pasan las cosas así, se trata de aceptar con amor todo lo que ha sido. Todo lo que sucede en la sesión son movimientos de amor, de creación, de liberación.

Como acompañante muchas veces sentí sensaciones corporales inusuales en mí, escalofríos, miedo, tristeza, indiferencia, ganas de salir corriendo, dolores musculares. A medida que escuchaba las frases sanadoras del constelado, todo aquello iba desapareciendo hasta volver a mi estado inicial, sin sensaciones de carga, tristeza o ansiedad. Comprendía en ese momento que había estado al servicio de corazón para aquella persona.

Desde mi experiencia, les cuento esta realidad, y la magia, (yo lo llamo así) que sucede dentro de cada una de las sesiones.

“En las constelaciones del espíritu tenemos la oportunidad de vivenciar y ver actuar este movimiento que, por cierto, pone en marcha los movimientos esenciales, más allá de cualquier cosa que podamos imaginar y más allá de nuestro pensar y de nuestra argumentación” Bert Hellinger.

Les animo si sienten que tienen alguna situación por resolver o algo que les inquieta, que experimenten con una sesión de constelaciones familiares, les aseguro que sentirán una paz, amor y gratitud interna.

También les invito a que den click en el botón del medio si quieren saber e inscribirse a nuestros talleres mensuales o nuestra próxima formación en Constelaciones Familiares avaladada por el Ministerio de Trabajo que inicia en noviembre.